Parto vaginal después de cesárea

Mi primer hijo nació en Belgica y fue una cesarea de emergencia. Mi doctora en Belgica me dijo que para el segundo, ni pensara tener parto natural, y que minimo tenia que esperar un año para embarazarme de nuevo. Mi segundo hijo nacio por parto natural en Holanda. Esta es mi historia de un parto natural despues de cesarea.

La cesarea de emergencia

Estaba comiendo el lunch con mis papás cuando de pronto sentí unas contracciones y pensé puede ser que ya empezó mi labor de parto pero no estaba segura. Entonces seguimos nuestro día como planeado, fuimos a la imprenta de la esquina a dejar el archivo con las tarjetas de nacimiento y cuando regresamos ya casi no podía ni caminar. Las contracciones venían cada vez más seguidas y cada vez más dolorosas así que decidimos irnos directo al hospital. Mi esposo estaba trabajando en Holanda y le hablamos para que ya se viniera al hospital. Llegué al hospital con 4 centímetros de dilatación! Me pusieron en el monitor en dónde se podía ver el corazón del bebé las contracciones empezaron a estar cada vez más fuertes y el corazón del bebé con cada contracción bajaba su ritmo tanto que decidieron ponerme una inyección para parar las contracciones en lo que llegaba mi ginecóloga. Cuando llegó y vio que aún seguía con tan solo 5 centímetros y el corazón del bebé no aguantaba las contracciones decidieron hacer una cesárea de emergencia. En ese momento me asusté tanto de perder a mi niño que no me importó ni por un segundo entrar al quirófano. Saliendo de ahí todo estuvo muy bien más detalles de cómo fue la recuperación de la cesárea puedes leer en este otro post (coming soon).

La ginecóloga me dijo que no era seguro embarazarme antes del primer año por la cicatriz. No es que yo quisiera, de hecho no era ni siquiera el plan. Justo antes de que mi primer hijo cumpliera un año, nos mudamos de regreso a Holanda y fui a mi último chequeo con la ginecóloga para que me diera de alta y me dijera si ya estaba lista para un siguiente embarazo. Me dijo “si estás perfecta y te puedes embarazar cuando quieras pero ni pienses que vas a tener un parto natural,  es muy riesgoso porque se puede romper la cicatriz”. Desde ese momento me hice a la idea de que mi segundo hijo nacería también por cesárea. Es más, en mi segundo embarazo ni siquiera fui a clases de yoga ni de respiración ni nada de eso porque no pensé que fuera necesario.

El segundo embarazo

Al igual que con el primero, me embarace de inmediato. Tan de inmediato que empecé a dudar si realmente estaba lista y cuando me enteré de que estaba embarazada me dio más miedo que con el primer embarazo. Empecé a dudar de todo, de cómo iba poder estar con un niño tan chiquito y tener una panzota. De cómo iba a poder tener atención para dos chiquitos. De que sí a lo mejor fue muy pronto. En fin… dudas y más dudas. En Holanda enseguida quise llamar y buscar a un ginecólogo para darle la buena noticia de que venía otro bebé. Me tope con la sorpresa de que aqui las cosas funcionen muy diferente que en Bélgica. Aquí no puedo llamar a un ginecólogo, tengo que ir siempre con una clínica de parteras. Googolié una clínica cerca de mi casa y les llame y les dije: “hola soy Gabriela y tengo 4 semanas de embarazo”. Me dijeron: “muy bien te vemos aquí cuando tengas 12”. En la semana 6 empecé a sentir unos dolores un poco raros y dado que mi primer embarazo fue un bebé que perdimos, me puse muy nerviosa al igual que con el segundo embarazo empecé a pensar que ese seguro había algo mal y les llame. Me contestó la secretaria. Le expliqué me siento muy intranquila, no estoy nada contenta, siento que algo está mal y tengo dolores raros y quiero que me chequen. Me contestó: “no, los dolores son normales te vemos cuando tengas 12 semanas” (!) Enfurecí. Sentí muy poca empatía por parte de esta secretaria pero lo deje ir. A las 2 semanas me salió un poco de sangre, no era roja sin un poco rosa… de inmediato les hable muerta de pánico, quería que me checaran. Me dijeron es normal no pasa nada. Le hable a mi esposo le dije esta señoras no me dan nada de confianza quiero buscar otra clínica dónde me tomen en serio. Él pregunto en su trabajo y una colega le digo que estaba muy contenta en otra clinica. Y hablo y resultó que no me pueden atender porque no es la que toca, cerca de mi casa. No tenía más opción que quedarme donde estaba. No tenía opción cosa que me hizo enfurecer. Les volví a hablar y les dije necesito ver a una señora partera porque estoy muy inquieta y me recibieron, pero no creas que me hicieron ningún chequeo médico, simplemente habló conmigo, me escucho y listo. Entonces desde ahí, perdí toda confianza en estas chicas y quedé un tanto frustrada. Después pasó el tiempo y fui a los siguientes controles en donde tenían una máquina de ultrasonido como de los años ochentas en donde ni siquiera se veía bien nada. Pero en fin, el ultrasonido de las 12 semanas resultó todo bien! Y después la de las 20 semanas también estuvo bien! Y empecé a disfrutar mi embarazo. Aunque el segundo embarazo es diferente que el primero en muchos sentidos. Una vez, olvide una de las citas con las parteras (!) cosas que jamás me hubiera sucedido en mi primer embarazo. Pero también puede ser porque estas parteras no me importaban mucho sus citas… en fin de ahí empecé a investigar si se podía tener un parto natural después de cesárea. Me encontré con opiniones muy contrarias. Las parteras me aseguraban que era posible. Mi ginecologa y persona de confianza en Bélgica me había dicho rotundamente que ni lo pensará. A la semana 36 pude ver a un ginecólogo y hablábamos sobre los riesgos de intentar un parto natural después de cesárea. Me dieron un documento de investigación con cifras de riesgo, que si 8% se le rompía el útero, que si no sé qué… total con esa información teníamos que decidir que hacer y el simple hecho de pensar en una cesárea planeada en donde ya sabes que mañana vas a tener a tu hijo en tus brazos y no dar el chance me pareció razón suficiente para intentarlo. Entonces decidí no planear la cesárea. Los médicos dijeron que como mi primer hijo había nacido en la semana 39 era muy probable que el segundo bebé también llegará antes. Pero no fue asi. El segundo nos hizo esperar, llego en la semana 41! Esas 2 semanas cada día era más difícil para mí y para mis hormonas. Empecé a dudar mi decisión. Llegué a ir al hospital a pedir que me hicieron una cesárea al día siguiente que estaba harta, que no podía esperar más! La razón era que yo sabía cómo era la recuperación y a eso sumale que y teníamos una mudanza planeada para el primero de junio. Y aparte que mis papás estaban aquí en Holanda conmigo para ayudarme con el bebé y que se regresarían a México el 26 de mayo… cada día que el bebé estaban en mi barriguita era un día menos de ayuda y de recuperación con mis papás lo cual me ponía muy nerviosa. Y pensaba que esos mismos nervios eran los que no permitían las contracciones venir y que por eso mismo no empezaba mi parto, porque sí que tenía contracciones y muchas, pero no eran de las contracciones buenas. Incluso llegue a ir al hospital unas tres veces pensando que ya estaba en labor de parto, solo para escuchar que no que estas contracciones no estaban trabajando y que aún seguía con 0 centímetros de dilatación.

El parto despues de cesarea

El 6 de mayo a la 1 de la mañana fuimos al hospital (otra vez) y si que tenia contracciones pero 0cm de dilatacion. Me dieron una pastilla para dormir y does paracetamoles y me mandaron a mi casa. La pastilla hizo efecto y desperte a las 5 am del dolor. Ya ahora si estaba segura esas contacciones si ya me dolian. Llegamos al hospital a las 6 am con 3 cm! Un buen comienzo. Despues de brincar en el skippy ball y tomar un baño y muchas muchas contracciones mas, vino la doctora a eso de las 12  checar como ibamos. Yo estaba casi segura que diria 7 u 8 cm… pero no, seis horas y todas esas contracciones dolorosas para que me diga, uy solo 4cm! Me dijo que una opcion era la epidural, y poner un poco de oxitocina ya que la epidural asusta las contracciones. Pero eso si… con el riesgo que conlleva poraue me habian dicho que no se podia poner nada para acelerar…

 

 

 

You may also like

Leave a comment